O territorio galego no Antiguo Réximen

 Vamos analizar cómo estaba articulado o territorio hasta que se suprimen as xurisdiccións. As fontes máis importante para coñecer os dominios xurisdiccionales a finais do Antiguo Réximen son os Interrogatorios do Catastro de Ensenada ou o Censo de Floridablanca.
https://picasaweb.google.com/lh/photo/sw9https://picasaweb.google.com/lh/photo/sw9uqWtniy4FYRIrgkMvX9MTjNZETYmyPJy0liipFm0?feat=directlink9MTjNZETYmyPJy0liipFm0?feat=directlink

A división territorial de Galicia do Antiguo Réximen non tiña  nada que ver ca división actual en provincias, comarcas e municipios. Hasta o ano 1833, en que Javier de Burgos presentou a división en provincias tal como a conocemos actualmente, o mapa rexional era o que podemos ver na imaxen adxunta, en que a Galicia do Antiguo Reino se dividía en sete provincias: La Coruña, Betanzos, Mondoñedo, Tuy, Lugo, Orense e Santiago.
Mais alá das provincias tampouco existían as actuais divisións en comarcas, partidos xudiciales ou concellos, se non que a división territorial estaba organizada en xurisdiccións.
Unha xurisdicción era o ámbito de actuación do señor xurisdiccional, dentro da que tiña todo o poder político, xudicial ou económico. A lei de 26 de Agosto de 1837 suprime o xurisdiccional, e decir, que o aspecto político ou xudicial pasa a nova burguesía do estado liberal, pero respeta o territorial, en que os grandes señores seguirán sendo os propietarios directos da terra. Pódese decir que hasta ben entrado o seculo XX non se producirá definitivamente a redención dos foros, a terracontinuará organizada por un sistema de propiedade tradicional, con un dominio directo detentado por os grandes propietarios e e un dominio util que corresponde os que teñen o usufructo da terra.

 “El señor jurisdiccional de un territorio (fuera conde, duque, marqués o cualquier otro título) tenía plenos derechos sobre el gobierno y administración de los pueblos sometidos a su señorío: nombraba a los gobernadores y a los jueces (corregidores, alcaldes mayores, regidores), recaudaba impuestos, asumía la potestad militar (mesnadas señoriales, nombramiento de tenentes y alcaides de los castillos) y emitía y sancionaba las leyes (ordenanzas) por las que se regían las ciudades,villas y lugares de su estado. Sin embargo el señor no era dueño de todo. El señorío jurisdiccional conllevaba la posesión de los derechos expuestos, pero no la propiedad del territorio, suelo y bienes inmuebles del mismo.” FUENTE: José Antonio Martín Fuentes.- Los Osorio y el Marquesado de Astorga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: