Ano de 1556.- Enfrentamento entre veciños da vila de Chantada e do coto de San Salvador de Asma.

21-2-2017

O ano de 1556 produciuse un forte enfrontamento entre veciños da vila Chantada e outros veciños do coto de San Salvador de Asma pola curta e talla de leña no termino do mosteiro e nos montes de Camporramiro, Pereira e outros terminos da feligresia de Brigos, pertencentes ao devandito coto.

Segundo a querella presentada ante a Audiencia de Galicia polo mosteiro de San Benito de Valladolid en nome do seu anexo o priorado de San Salvador de Asma, todo empezou o 21 de febreiro daquel mesmo ano de 1556 cando varios veciños da vila armados con lanzas e espadas e acompañados de varios mozos como carrexadores introducíronse nos montes do coto co fin de cortar leña dos seus montes e soutos, pertencentes ao devandito mosteiro segundo eles desde tempo inmemorial, ameazando á garda do coto que tivo que fuxir.

Por contra, o concello e veciños da vila de Chantada presentaron escrito de querela no mismo procedimento contra o prior e os monxes do priorado e contra varios veciños do coto acusándoos de varios episodios de violencia por enfrontarse con eles tamén con lanzas e espadas e dándolles de paus ata facerlles retroceder á vila ata cruzar o río. Alegaron naquel escrito que a sua parte estivera en posesión da leña e dos montes por tempo de ata cen anos de forma quieta e pacíficamente, xa que os homes non tiñan memoria en contrario, e sen que xamais o mosteiro o impedise.

O 7 de setembro de 1560 a Audiencia do Reino de Galicia dictáminou que “no ynterin”, mentras o preito se resolvía, o concello e veciños da vila de Chantada fosen amparados na súa posición de cortar e apacentar os seus gandos nos montes do coto do mosteiro.

O mosteiro de San Benito de Valladolid e o seu anexo o priorado de San Salvador de Asma recurrieron á Real Chancillería de Valladolid que, finalmente, con data 7 de xuño de 1597 ditou sentenza definitiva confirmando que a anterior sentenza “de ynterin” dada no seu día pola Real Audiencia de Galicia fora “buena y justa” e “derechamente dada y pronunciada” a pesar das razóns e os agravios que foron alegados en todo momento polo mosteiro.

lena
Coto de San Salvador de Asma

Dado o seu interese, incluímos aiquí a trasnscripción completa do Preito antes sinalado, interposto que tuvo lugar finalmente na Chancillería de Valladolid, e cuxa copia dixital pódese consultar direitamente na dirección da internet de PARES do Ministerio de Cultura [1] por estimar que reune unha serie de atractivos para aconocer mellor a situación social e económica dos veciños de Chantada a mediados do século XVI.

“EXECUTORIA A PEDIMENTO DE EL CONCEXO Y VEZINOS DE LA VILLA DE CHANTADA EN PLEITO CON EL MONESTERIO DE SAN BENITO DE VALLADOLID Y SU PRIORATO DE CHANTADA.

Secretario Alonso de Vallexo=sri

——————-

Junio 1597 años

——————-

Don Phelipe  Gª AL nuestro justicia mayor e a los de el nuestro qtº. presidentes y oidores de las nuestras audiencias alcaldes alguaciles de la nuestra casa corte e Chancillerias asistente corregidores gobernadores alcaldes mayores y ordinarios y otros jueçes y justiçias cualesquier de todas las ciudades villas y lugares de nuestros Reynos y señorios ansi a los que agora sois como a los que de aquí adelante seran a cada uno y cualquier de bos y de ellos en buestros y sus lugares y juridiçiones a quienes la nuestra carta executoria fuere mostrada o su traslado signado de escribano publico gracias salud sabed que pleito paso y se trato en la nuestra corte de España ante el presidente y oydores de la nuestra audiencia que esta y rreside en la çiudad de Valladolid donde vino en grado de apelación de ante= El gobernador y alcaldesa mayores de el nuestro Reyno de Galicia y era entre el concexo y vecinos de la villa de Chantada y su partido de la una parte y el monasterrio de San Benito el Real de la dicha ciudad de Valladolid y su priorato de la dicha villa= Sobre rrazon que parece que en la ciudad de Santiago a beinte y seis dias de el mes de hebrero de mill e quinientos y cincuenta y seis años ante los dichos gobernador y alcaldes mayores de el dicho nuestro Reyno de Galicia estando en audiencia publica

“…dicho monasterio de San Benito de Valladolid y San Salvador de Chantada su anexo con su poder bastante presento un escrito de acusacion y querella…”

Sebastian Fresco en nombre de el abad monxes y conbento de el dicho monasterio de San Benito de Valladolid y San Salvador de Chantada su anexo con su poder bastante presento un escrito de acusacion y querella en que dixo que con protestación que a su pedimiento no se procediese a muerte ni a fusion de sangre se querellaba y acusaba criminalmente a Antonio tendero y a Parga y a Antonio hixo de Hernan Gonçalez .e a Rey de Moreda a Juan Ferrador e a Hernando de Çentulle e a Juan Ferrero de el portal de encima e a Gregorio tendero e a Fernan Gomez vecinos de Chantada e a los demas que enlo ayuso contenido se allasen culpantes e dixo que reynando nos en nuestros reynos de España siendo propio de sus partes e anexo el coto que diçen del monasterio de Chantada según hestaba sobre si rodado y demarcado por los montes dehesas que dentro de el hestaban asi aforados como por aforar y como tal lo abian tenido y poseido

“prohibiendo y quitando que ninguna persona cortasen ni llebasen leña ni estrume de el dicho coto y a los que lo abian tentado de haçer prendandolos por ello…”

prohibiendo y quitando que ninguna persona cortasen ni llebasen leña ni estrume de el dicho coto y a los que lo abian tentado de haçer prendandolos por ello y en tal posición abian estado y estaban de tiempo inmemorial aquella parte y los susodichos acompañados de otros muchos que serian mas de cincuenta personas trayendo moços y moças para llebar la leña viniendo ellos en rresguardo armados de lanças y de espadas y otras armas ofensibas y defensibas faboreciendo que los unos y los otros a los otros en beinte y un dias de aquel mes de hebrero con grande escandalo y alboroto abian benido al dicho coto de Chantada y estando la guarda de el cho coto con paso de justicia que queria prender a unos moços que llebaban cierta leña de el dicho coto

“…todos los susodichos vinieron con la dicha fuerça al dicho coto y le avian rresistido la dicha guarda y le abian querido matar”

todos los susodichos vinieron con la dicha fuerça al dicho coto y le avian rresistido la dicha guarda y le abian querido matar y lo hiçieran si no huyeran y a pesar de sus partes abian cortado mucha leña de los montes y sotos de el dicho monasterio y lo abian sacado y llebado de el dicho coto aciendo en ello fuerça notoria molestando a sus partes en la dicha su posision por lo qual ansi aber echo y cometido abian caydo e yncurrido en grandes e grabes penas cibiles e criminales en derecho e leyes de nuestros rreynos establecidas en las quales pidio a los dichos nuestros gobernador y alcaldes mayores los condenasen y mandasen executar en sus personas e bienes por que a ellos fuese castigo y que nada sea hacer semexantes delitos y a otros ejemplos e yndicentes de suerte al oficio mandase defenser y defendiesen y amparasen a sus partes en la posision o casi de los dichos montes y de prendar en ellos hallandolos estar despoxados los restituyesen y rreyntregasen en ella y que les volviesen la leña o pagasen por ello su justo balor con la pena de la ley y pidio justicia y costas y juro que no lo pidia maliciosamente y dixo pertenescer a los dichos nuestro gobernador y alcaldes mayores de el dicho nuestro Reyno de Galicia el conocimiento de la dicha causa por por se pidir en nombre de yglesia y monasterio y por ser sobre restitucion según que en todos era notorio y por tal cosa alegada y pidio ser abido por tal y que querian dar e rrecebir la información que estaba puesta toda y prender los que por ella pareciesen a las partes y que un escribano a costa de culpados fuese hacer la información que fuese necesaria por los dichos rregente y alcaldes mayores fue abida por presentada la dicha querella y mandaron que Gomez Garçia escribano tomase y reçibiese la dicha información en cumplimiento de lo qual por parte del dicho monasterio se dio cierta información y vista por los dichos gobernador y alcaldes mayores mandaron dar mandamiento para prender a los culpados que un escribano fuese a rrecibir mas información= Y en beinte y ocho dias de el dicho mes y año ante los dichos goberrnador y alcaldes mayores Alonso Gato en nombre del concexo y vecinos de la dicha villa de Chantada con su poder bastante presento un scripto de acusacion y querella en que dixo que se querellaba criminalmente y acusaba al prior de Chantada y frayles de el dicho monasterio y a Lope de Arxiz y a Simon su criado y a Alonso de la iglesia de Brigos y a Alonso Obispo de Brigos y a Gregorio de Faluche y Pedro de Faluche y Bartolome de Faluche Çelan y a Juan de Soylan y a Sebastian  de Jedibe y a sus mugeres y criados y a los mas que para el delito y delitos de que abaxo se hara mincion les abian dado favor y ayudas y se abian allado culpantes en cualquier manera que fuese e dixo que reinando nos en Castilla estando como las dichas  sus partes abian estado y estaban en posesion del cassi desde uno diez veinte treynta cuarenta e sesenta cien años y de tanto tiempo a aquella parte de cuyo principio memoria de hombres no hera en contrario de cortar y talar leña y madera en el termino y pasto comun de el monasterio de San Salvador de Chantada y en los montes y pastos y salidos de la dicha feligresia que se decian los montes de Camporramiro y Pereyra y en los otros mas montes y terminos de la feligresia de Brigos cortando y paciendo y llebando la dicha leña y maderas y estrume sin que xamas  ni en ningun tiempo a el dicho prior y frayles de el dicho monasterio le hubiesen y ni pidido ni quitado a los dichos sus partes y todo lo susodicho quieta y pacíficamente y sin contradicción de persona alguna y en bista asy por de los susodichos y leyendo aquello ansi podia aber ocho o diez dias poco mas o menos tiempo que andando los moços de Alº Gonçalez vnos. de la dicha villa de Chantada e feligresia en el monte de Rebolledo que hera monte comun de la dicha villa de Chantada y vecinos della y andando asi cortando leña coxiendo estrume e […] e no haciendo mal ni daño a ninguna persona los susodichos

“todos ellos armados con lanzas y espadas y otras armas habian saltado con los dichos moços y criados de los dichos sus partes y les abian dado de palos y golpes y abian corrido tras ellos y pasadolos en el rio…”

todos ellos armados con lanzas y espadas y otras armas habian saltado con los dichos moços y criados de los dichos sus partes y les abian dado de palos y golpes y abian corrido tras ellos y pasadolos en el rio y ansimº el dicho Lope de Asper abia dicho propiamente alli que renegaba de Dios Nuestro Señor si no abia de matar a uno de sus partes

“abia ydo el dicho Lope de Asper a las campanas de San Salvador de Brigos y las repico diciendo hobiese muerto y al dicho rrepique de las campanas abian salido y acudido otros muchos vasallos del dicho monasterio”

y ansimismo que abia ydo el dicho Lope de Asper a las campanas de San Salvador de Brigos y las repico diciendo hobiese muerto y al dicho rrepique de las campanas abian salido y acudido otros muchos vasallos del dicho monº de San Salvador de Chantada y biniendo algunos de los dichos sus partes a saber lo que hera se abian puesto contra ellos dandoles lançadas a los dichos Juan Salguero y Gregorio de Faluche e tenian robados muchos ganados e los dichos montes de las dichas sus partes y para encubrir sus delitos querian quitar los dichos pastos y montazgos a sus partes por lo qual ansi aber hecho e cometido abian caydo e yncurrido en grandes y grabes penas cibiles y criminales establecidas por leyes e prematicas de nuestros rreynos en las quales pidivalos dicho gobernador y alcaldes mayores los condenase y mandase executar las dichas penas en sus personas y bienes e yncidentes de su oficio les amparase y defendiese a los dichos sus ptes. en la dicha su posesion  u casi en que abian estado y estaban y se los allase estar despoxados los restituyesen e reintegrasen en ella y a que les volviesen y restituyesen quales quier ganados que los hubiesenn llebado con la pena de la ley e juro en forma que la dicha querella no la daba de malicia y que la entendia probar y dixo pertenecer el conocimiento de los susodichos a los dichos regente y alcaldes mayores por se querellar en nombre de vezinos y concexo pidio a los dichos gobernadores y alcaldes mayores mandasen que dicha persona y escribano fuese açer pesquisa a costa de culpados prendiendo y enplaçasen y secuestrasen bienes y por los dichos gobernadores y alcaldes mayores vista la dicha querella mandaron que un escribano fuese a rrecibir información sobre lo contenido en ello y a que proveieran justicia en cumplimiento de lo qual se dio cierta información por parte de los susodichos y ansimesmo se dio mas información por parte del dicho monº sobre la acusacion y querella de su parte dada después de lo qual en trece dias de el mes de julio de mil e quinientos y cinqta. y siete años ante los dichos gobernador y alcaldes mayores el dicho Alonso Gato en nombre de.. los vecinos y concexo de dicha villa de Chantada presento un escrito e pedimiento en que dixo que los dichos sus partes se habían querellado en aquella Real Audiencia  de

“…ciertos criados de el dicho monasterio sobre que despoxaban a sus partes de la posesion en que avian estado y estaban de pacer y montear y cortar y talar en los montes y terminos de Camporramiro y Pereyra y en los terminos de las feligresias de Brigos…

ciertos criados de el dicho monastº sobre que despoxaban a sus partes de la posesion en que avian estado y estaban de pacer y montear y cortar y talar en los montes y terminos de Camporramiro y Pereyra y en los terminos de las feligresias de Brigos y en otros terminos en la feligresia de San Salvador de Chantada y asimismo las partes contrarias se habian querellado sobre lo qual se había echo información y pesquisas y las partes. contrarias trataban de despoxar a sus partes de su posesion.en que habiamos estado y estaban por lo qual pidio a los dichos gobernador y alcaldes mayores que en el ynterin mandasen amparar y defender a los dichos sus partes de la dicha su posición o casi en que habian estado y estaban e para el dicho pleito mandasen que cada una de las partes presentasen testigos y que se tomasen otros seis de oficio para que bisto por los dichos gobernador y alcaldes mayores en el yntein nos parasen y defendiese a las partes que se alla si estaban en posesion o casi de los dichos montes y terminos y de pacer y montar y cortar y talar en ellos y sobre el dicho articulo de ynterin le encluyo e pidio expresa pronunciación y las costas de le qual dicho escryto e pedimiento  los dichos gobernador y alcaldes mayores mandaron dar traslado a la otra parte y Pº Suarez sustituto de Furco e merino del abad prior monxes y conbento del dicho monasterio de San Benito de Valladolid y San Salvador de Chantada Y presento ante los dichos nuestro rexente y alcaldes mayores un escripto en el que dixo que respondiendo a nuestro scripto presentado por parte de los vecinos de la villa de Chantada en que iva dicir que en tanto que se determinaba el dicho asunto con dichos gobernador y alcaldes mayores los amparasen las posiciones en que decian aber estado de cortar y pacer en los montes de el dicho monasterio dixo que no se debia açer cosa alguna de lo por ellos pidido por lo general e porque Alonso Gato no tenia poder de el concexo y el dicho pedimento no estaba en la forma que debia y le negaba sigun y como en el se contenia y porque el dicho proceso no estaba en estado para se determinar en el dicho articulo e porque y a que se pudiera determinar en el abia de ser siendo rrecibido el para prueba y echas las probanzas por las partes se abia de ver lo que cada una de las partes probase y porque siendo como las montes heran propios de sus ptes. y su monº. y las partes contrarias ansi lo confesaban no hera cosa justa que contra su boluntad cortasen ni paciesen en los dichos montes porque puesto que en algun tiempo lo habian consentido seria por boluntad de sus partes porque en aquel tiempo abia mucha leña y no se miraba que se cortasen leña ni apacentasen los ganados porque entonçes en la dicha villa de Chantada abia diez o doze vezinos y al presente hubiese ciento y si hubiese en aquella facultad destruyrian todos los montes y porque sienpre sus partes abian proybido el pasto y cortar de la leña y prendaban a las que allaban en el dicho termino cortando y paciendo quando no tenian liçencia de sus ptes. y ansi ninguna persona podia tener para el ynterin y para la principal por lo qual pidio a los dichos rregente y alcaldes mayores declarasen no aber lugar lo por las partes contrarias pidido y mandasen que el dicho pleito se siguiese en la causa principal y que le usen según y como por sus partes estaba pidido y pidio justicia y costas de la qual dicha por scripto los dichos gobernador y alcaldes mayores mandaron dar traslado a la otra parte y el dicho pleito fue qº y recibidas las partes a prueba en forma e en cierto termino dentro de el qual por ellas se hiçieron ciertas probanzas por tiempo de que se hiço publico? y ansimº por cada una de las dichas partes se presentaron testigos sobre el ynterin pedido por parte de el dicho Conesa y vecinos de la dicha villa de Chantada y de oficio de la justizia se recibieron otros seis y siendo qº el dicho scripto visto por los dichos gobernador y alcaldes mayores dician en el auto y sentencia en quanto al dicho ynterin de el tenor siguiente Entre el qº y vos. y moradores de la villa de Chantada y Alonso Gato  su prior de la una presente y el prior y frayles de el monasterio de San Salvador de el coto de Chantada y Gonçalo de Villar su prior de la otra visto este proçeso por los señores gobernador e oydores deste Reyno de Galicia en la ciudad de la Coruña a siete dias de el mes de setiembre de mill e quinientos y sesenta años

dixeron que en el ynterin que esta causa se bea y determina sin perjuycio della amparaban al dicho conçejo y vezinos de la dicha villa de Chantada en la posesion de cortar y pacer con sus ganados…”

dixeron que en el ynterin que esta causa se bea y determina sin perjuycio della amparaban al dicho conçejo y vezinos de la dicha villa de Chantada en la posesion de cortar y pacer con sus ganados en los montes sobre que es este pleito lo qual mandaron a los dichos prior y frayles no les perturbasen ni molestasen so pena de cada cincuenta mill maravedies para la camara de el fisco de Su Majestad y a cada bez que lo contrario hiçieren hanselo mandaren sin costas el qual dicho auto se dio y pronuncio dia mes y año en el contenidos y de el por parte de los dichos prior y conbento de el dicho monasterio se apelo por ante nos y por ante quien y en donde devia y en prosecuçion de la dicha apelación el proçeso y autos e el dicho pleito se truxo e presento en la dicha nuestra Audiencia ante los dichos nuestro presidente y oydores de ella ante los quales juraron [… ]en nombre de los dichos prior y conbento con su poder bastante y presento una petición en que dixo que por nos mando ver el proçeso de el dicho pleito y el auto y sentencia en el dada por los alcaldes mayores de el nuestro rreyno de Galicia por la qual en efecto abian mandado que en el ynterin que en el dicho pleito se determinaba sin perjuycio de las partes contrarias fuesen amparadas en la posición de cortar y apacentar con sus ganados en los montes sobre que hera el dicho pleito que a sus partes no les perturbasen so ciertas penas segun que en el dicho auto e sus cargos se conteia cuyo tenor presupuesto hallariamos que la dicha sentencia son ninguna a lo menos ynjusta de revocar por lo que de el proceso  resultaba por que no se abia dado a pedimento de parte en tiempo ni en forma por lo demas general que se solia deçir y por que los dichos montes sobre que para el dicho pedimento estaban ynclusos y metidos dentro de el coto de San Salvador de Chantada de el qual con su juridicion civil y criminal y con todos sus montes fragas dehesas y resios y con todo lo demas a el […] anexo y perteneciente  hera propio de el dicho monasterio y por tal suyo propio de tiempo inmemorial aquella parte abia sido y era abida tenida y sin contradicion de persona alguna y de el dicho tiempo los priores que por tiempo abian sido de el dicho monasterio como tal suyo propio lo abian tenido y poseido arrendado y aforado a quien abian querido los dichos montes fragas y dehesas y terminos y llebando los quintos y terrazgos de las personas que abian labrado en los dichos montes y porque de el dicho tiempo a aquella parte las dichas sus partes estaban en posesion de proybir y abian proybido que las pates contrarias ni otra persona alguna de fuera de el dicho coto entrasen a pacer en los dichos montes y terminos con sus ganados ni a cortar leña ni madera ni otro aprovechamiento alguno y a los que abian entrado sus partes y sus mayordomos justicias y guardas les abian por ello prendado y penado y por que si algunos vecinos de la dicha villa y su tierra avian entrado en los montes seria con licencia que para ello pedirian a sus partes y por ser como heran foreros y caseros del dicho monasterio y porque si los dichas sus partes en algun tiempo abian dado licencia a algunos vecinos de la dicha villa para que cortasen en los dichos montes abia mucha madera y leña mas de la que el dicho monasterio podia gastar y pues ya no abia tanta ni tantos pastos por se aber mucha parte de los dichos montes reduçido a cultura no sera la boluntad de sus partes que se aprovechasen las partes contrarias y porque siendo como dicho hera los dichos montes y terminos propios de sus partes y estando en la dicha posision de proyvir que las partes contrarias no se aprobechasen de ellos en ningun genero de aprobechamiento no abia causa ni rraçon para que los dichos alcaldes mayores en el ynterin anparasen a las partes contrarias en la dicha posesion mayormente conforme a derecho para sus partes aber desamparados en su posesion bastaba que hubieran probeido a las partes contrarias los dichos aprovechamientos al tiempo que el dicho pleito se habia començado quanto mas que como estaba bastantemente probado de mucho tiempo antes estaba en posición de las proybir y bedar a los que entraban en los dichos montes a pacer rroçar  y cortar en ellos y porque  pues los dichos terminos y montes heran propios de las dichas sus partes la presuncion estaba contra las partes contrarias en quanto los dichos aprobechamientos que pretencian por lo qual por ninguna bia en el ynterin podían ser anparados en la dicha posesion como se mandaba por la dicha sentencia por las quales rraçones y por las demas que de hecho y derecho rresultaba nos pidio suplico y suplico declarando el dicho auto ser qual derecho tenia lo mandasemos revocar y rrebocasemos amparando a sus partes en la dicha su petición aciendo en todo sigun que por ellos estaba pidido e pidio justicia y costas de la qual dicha petición por los dichos nuestro presidente y oydores mandaron dar traslado a la otra parte y Alonso Diez de Prado en nombre de el dicho qº y vecinos de la dicha villa de Chantada con su poder bastante presento ante los dichos nuestro presidente y oydores una petición en que dixo que las de ynterin el dicho procedimiento dada por el rregente y alcaldes mayores de nuestro Reyno de Galicia en fabor de sus partes abia sido y era justa y de ella no abia abido lugar a apelación ni otro rremedio alguno ni se abia aprobado por parte en tiempo ni en forma ni en prosecución de la apelacion ynterpuestas cabian mucho las diligencias necesarias de que practique la dicha apelación abia quedado desierta y la dicha sentencia pasada en cosa juzgada y nos pidio y suplico ansi lo declarasemos y do aquello cesase la mandasemos confirmar y confirmasemos lo qual se debia hacer sin que lo ynpidiese las raçones por las partes contrarias dichas y alegadas a que se satisfacia por lo general y dicho y alegado en fabor de sus partes en que se afirmaba e por qual tiempo y quando se abia començado el dicho pleito y antes de tiempo inmemorial sus partes estaban en quieta y pacifica posesion de cortar rroçar pacer y aprobecharse en los terminos y montes sobre que hera el dicho pleito en todo genero de aprobechamiento a lo menos en los que heran comunes y no particulares en la qual dicha posesion abian sido justamente amparados por la dicha sentencia y porque si alguna contradicción abia avido en el dicho uso y aprobechamiento y posesion que sus partes habian tenido abaia sido después que se abia mobido el dicho pleito y que si alguna abia avido antes habria sido y fuera ynjusta y biolentamente por una guarda que avia querido sin fundamento alguno ynquietar y perturbar a sus partes en la dicha posesion las quales siempre abian conserbado la que tinian pastando cortando y rroçando siempre en los dichos terminos y montes y porque si algunas prendas se abian echo a sus partes abian sido y serian de los panes y heredamientos particulares pero en los comunes sobre que sera el dicho pleito siempre nuestras partes abian tenido el dicho huso y aprovechamiento y posesion y ansi lo decian con muchos testigos de los presentados por el monasterio por lo qual nos pidio y suplico que sin embargo de lo dicho y alegado por las partes contrarias mandasemos confirmar la dicha sentencia y paceren todo sigun por sus partes estaba pidido y pudio justizia y costas de la qual dicha petición los dichos nuestro presidente y oydores mandaron dar traslado a la otra parte y el dicho Gonçalo de la Conesa  en nombre del dicho monasterio y priorato presento contra los dichos nuestro presidente y oydores otra petición en que dixo que sin embargo de lo dicho y alegado por las partes contrarias debiamos rrebocar el auto de ynterin dado por los dichos Rexente y alcaldes mayores de nuestro Reyno de Galiçia y por todo lo general y por lo dicho y alegado en que se afirmaba y porque el dicho ynterin no estaba pidido ni conçedido en la forma de derecho necesaria y porque los montes y terminos sobre que hera el dicho pleito heran propios de sus partes sin que en ellos las parte contrarias hubiesen tenido aprobechamiento alguno e porque si las partes contrarias abian entrado algjuna bez en los dichos terminos açer algun aprobechamiento en ciertas partes se lo abian prohibido y contradicho y ellos abian pagado las penas que les abian sido puestas y porque donde abian avido y abia las dichas penas las partes contrarias no abian adquirido ni podido adquirir derecho alguno y por el consiguiente no se les abia podido dar el dicho ynterin por lo qual nos pidio y suplico mandasemos rrebocar el dicho auto y declarar no aber lugar el dicho ynterin e hiciesemos en todo sigun que pidido tenia y pidio justicia e costas y ofreciose a probar lo neçesario y pidio rrestitución para açer probanza por los mismos articulos y derechamente contrarios y ansimismo por no aber su parte ofrecido aprobar antes y lo juro en forma de la qual dicha petición los dichos nuestro presidente y oydores mandaron dar traslado a la otra parte y en tanto que la dicha prueba dicto un auto en que mandaron llebar el dicho pleito a la sala en discusión? el qual siendo qº visto por los dichos nuestro presidente y oydores dieron y pronunciaron en el sentencia del tenor siguiente= En el pleito que hes entre el concexo y vecinos de la villa de Chantada y Alonso Diez de Prado su prior de una parte y el monasterio de San Benito el Real de esta çiudad y su priorato de Chantada y Gonçalo de la Concha su prior de la otra fallamos que el gobernador y alcaldes mayores del Reyno de Galicia que de este pleito conocieron en el auto y mandamiento de ynterin que en el dieron y pronunciaron de que por parte de el dicho monasterio fue apelado juzgaron y pronunciaron bien por ende debemos de confirmar y confirmamos su juycio auto y mandamiento de los dichos gobernador y alcaldes mayores el qual mandamos sea llebado a debida execucion con efeto como en el se contiene y no hacemos condenación de costas por esta nuestra sentencia ansi lo pronunciamos y mandamos el licenciado Guil Ramirez de Arellano el licenciado Atiença el licenciado Alonso Gonçalez la qual dicha sentencia dieron pronunçiaron en audiencia publica en la dicha ciudad de Valladolid a diez dias de el mes de henero de mill e quinientos y nobenta y siete años y se notifico a los procuradores de las dichas partes en sus personas y de la dicha sentencia se suplico por parte del dicho abad monxes y conbento de el dicho monasterio y su prior el dicho Gonzalo de la Conesa hubiesen? presentado ante los dichos nuestro presidente y oydores una petición en que dixo que suplicaba una enmienda dada por algunos de nuestros oydores de la dicha nuestra Real Audiencia por la qual abian confirmado otra de ynterin dada por el rregente y oydores de nuestra Real Audiencia de Galicia en que abian asi parado a las partes contrarias en la petición de se aprobecharen los montes y terminos sobre que hera el dicho pedimento y ablando con el debido acatamiento dixo ser ninguna y de ser alguna ynjusta y debia tocar por lo general dicho y alegado por su parte en que se afirmaba y porque los dichos montes y terrminos heran propios de su parte y las partes contrarias ningun derecho tenian para el poder aprobechar de ellos en ningun general de aprovechamiento sin licencia de sus partes y si alguno alguna bez abian pagado las penas llanamente por que los testigos que abian querido decir lo contario demas de que no deponian convenientemente heran partes formales decidas? y parientes de las contrarias y pretencian el mismo derecho enemigos de sus partes por las quales rraçones y por las demas que protestaba decir y alegar y las que de ellas ay de derecho resultaban que abia por expresadas las dicha sentencia hera qual dicho tenia y nos pidio y suplico la mandasemos anular y revocar ansymismo la de los dichos nuestro presidente y oydores de el dicho nuestro Reyno de Galicia y ausolber y dar por libres a sus partes de todo lo en contrario pidido imponiéndoles sobre ello perpetuo silençio y pidio cumplimiento de justicia e costas y ofreciose aprobar lo necesario y pidio restitución para hacer probanza por los mismos articulos y derechamente contrarios y juro en anima de sus partes que no lo pedian de malia de la qual dicha apelación los dichos nuestro presidente y oydores mandaron dar traslado a la otra parte y el dicho Alonso Diez de Prado en nombre de el dicho qº e vecinos de la dicha villa de Chantada e presento ante los dichos nuestro presidente y oydores una petición en que dixo que en el dicho pleito se abia dado sentencia de ynterin en fabor de sus ptes por alguno de nuestros oydores en confirmacion de otra dada por el rregente y alcaldes mayores de el nuestro Reyno de Galicia de la qual conforme a lo dispuesto por derecho y leyes de nuestros rreynos por ser como hera mera y ante ello autoriza tan solamente se habia podido suplicar dentro de los dias y contra ella paso de aquel tiempo no competía beneficio de restitución ni otro rremedio ni rrecurso alguno y siendo aquello ansi las partes contrarias abian presentado escrito y petición de suplicacion onçe dias después que se les abia notificado la dicha sentencia de ynterin es tenido y a pasado en cosa juzgada por lo qual nos pidio y suplico mandasemos rrepeler de el proceso de el dicho pleito la petición de suplicacion y que se librase a las partes con la ejecutoria de la dicha sentencia y cuando aquello no hubiese lugar  sin embargo de la dicha aplicación la mandasemos confirmar y confirmasemos y pidio justicia e costas de la qual dicha epelacion los dichos nuestro presidente y oydores mandaron dar traslado a la dicha parte y ansimismo dieron auto por el qual declararon no aber lugar mandar rrepeler de el proceso de el dicho pleito la petición de suplicacion y por otro denegaron la prueba ofreçida por parte de el dicho monasterio y declararon no haber lugar y el dicho escripto fue concluso y visto por los dichos nuestro presidente y oydores dieron y pronunciaron en el sentencia en grado de rebista de el tenor siguiente = En el pleito que hes entre el concexo y vecinos de la villa de Chantada y Alonso Diez de Prado su prior de la una parte y el monasterio de San Benito el Real de la ciudad de Valladolid y su priorato de de la dicha villa de Chantada y Gonçalo de la Concha su prior de la otra

“fallamos que la sentencia de ynterin en este pleito dada y pronunçiada por algunos de los oydores de esta Real Audiencia de el Rey nuestro señor de que por parte de el dicho monasterio de San Benito y su priorato  fue suplicado fue y es buena justa y derechamente dada y pronunciada y sin enbargo de las rraçones a manera de agrabio contra ella dichas y alegadas la debemos confirmar y confirmamos”

fallamos que la sentencia de ynterin en este pleito dada y pronunçiada por algunos de los oydores de esta Real Audiencia de el Rey nuestro señor de que por parte de el dicho monasterio de San Benito y su priorato  fue suplicado fue y es buena justa y derechamente dada y pronunciada y sin enbargo de las rraçones a manera de agrabio contra ella dichas y alegadas la debemos confirmar y confirmamos y no hacemos condenación de costas y por esta nuestra sentencia en grado de revista ansi lo pronunciamos y mandamos el dotor de la Cruz Gonçalez Quintero el licenciado Don Antonio de Pedrosa el licenciado Alonso Gonzçalez el dotor Martin de Bustos la qual dicha sentencia dieron y pronunciaron en audiencia publica en la dicha ciudad de Valladolid a nuebe dias de el mes de mayo de mill e quinientos y nobenta y siete años  y se notifico a los procuradores de las dichas partes en sus personas= E agora las partes de el dicho concexo e vecinos de la dicha villa de Chantada  pidio e suplico le mandasemos dar una carta executoria de la dicha sentencias para que fuesen guardadas y cumplidas y ejecutadas o como la nuestra merced fuese lo qual bisto por los dichos nuestro presidente y oydores fue acordado oque debiamos mandar daros la dicha nuestra carata executoria para bos los dichos jueçes y justiçias en la dicha rraçon y nos tuvímoslo por bien porque os mandamos que siendo con ella rrequiridos o el  dicho su traslado signado de escribano publico sacado en la manera y con la autoridad que dicha hes cada uno en su juridicion por parte de el dicho conçexo de vecinos de la dicha villa de Chantada  beais el dicho auto y sentencia de ynterin en el dicho pleito entre las dichas partes y sobre rraçon de lo susodicho por los dichos gobernador y alcaldes mayores de el dicho nuestro Reyno de Galicia por los dichos nuestro presidente y oydores en bista y en grado de rrebista dadas y pronunciadas que de suso ban yncorporadas y las guardeis cunplais e executeis agais y mandeis guardar cunplir y executar llebar e llebeis e que sean llebadas a debida execucion con efeto como en el dicho auto y sentencia se contiene E contra su tenor y forma no bais ni paseis ni consintais yr ni pasar por alguna manera so pena de nuestra md. y de diez millon es para la nuestra camara y fisco so la qual dicha pena mandamos a cualquier escribano publico que para ello fuere llamado de al que os la mostrare testimonio signado porque sepamos como se cumple nuestro mandado dada en Valladolid a siete dias del mes de junio de mill e quinientos y nobenta y siete años.”

[1] FONTE: Ministerio de Cultura.- Pares.- Título de la unidad: “Ejecutoria del pleito litigado por el Concejo de Chantada (Lugo) con el Monasterio de San Benito, Orden de San Benito, de Valladolid, y su priorato de San Salvador de Asma, de Chantada (Lugo), sobre la tala de leña en el coto que llaman Monasterio de Chantada”
Archivo: Archivo de la Real Chancillería de Valladolid
Signatura: REGISTRO DE EJECUTORIAS,CAJA 1836,17

A %d blogueros les gusta esto: